miércoles, 5 de noviembre de 2008

Rhododendron ferrugineum L ( La Besurta, Faja de Pelay, Vignemale, Circo de Colomers, Vall de Núria)




























Este bello arbusto de tallos tortuosos es una de las especies más vistosas y características del Pirineo, pues en los meses de junio, julio y agosto viste de rosa o rojo las laderas de los valles de montaña. Sus hojas son coriáceas, elípticas y enteras, de color verde oscuro por el haz y rojo óxido por el envés pues posee unas escamas glandulosas que le dan ese aspecto ferruginoso al que debe su nombre.
Sus flores rojas, rosas o muy raramente blancas, son embudadas con cinco lóbulos y diez estambres, agrupándose  en racimos de umbelas terminales de hasta 20 flores.
Frutos en cápsula con cinco lóculos. En ocasiones puede presentar agallas de diversos tamaños como las originadas por un hongo: Exobasidium rhododendri.
Es una especie perennifolia típica de las landas subalpinas, que medra preferentemente en claros de bosque de pino negro en los Pirineos, creciendo también en los Alpes y Apeninos, siempre en zonas con suelos ácidos.



Rhododendron hirsutum L. Val de Vaiolét (Catinaccio)





























En los Alpes calizos y dolomíticos vive una especie perteneciente al mismo género que no existe en Pirineos, Se trata de Rh. hirsutum (en las zonas alpinas en que conviven se pueden producir híbridos de ambas especies).
Rh. hirsutum es de tamaño ligeramente menor, y sus inflorescencias están formadas por menos flores (hasta 10), pero la diferencia más clara está en sus hojas de envés verde-amarillento que presentan largos pelos en su borde.
Ambas especies, conocidas como “Rosas de los Alpes”, se han utilizado en medicina popular como remedio contra la gota y el reumatismo.

No hay comentarios: